Cuando ves cómo trabajamos se aprecia  más  lo que recibes